Beneteau Oceanis 30.1

Simple para navegar pero vivo en la rueda, el Oceanis 30.1 promete descubrimientos y sensaciones. Lagos, ríos, cabotaje costero o aventura en alta mar.

DISEÑO EXTERIOR

Con su delfinera, sus pantoques vivos y si bella proporción francos bordos/cubierta, el Oceanis 30.1 adopta sin complejos el look de un pequeño yate. Su plano Finot-Conq eleva el doble desafío de la potencia y de la sencillez en navegación. Roda fina, peso optimizado, equilibrio a vela y vela mayor cuadrada en su parte superior, le llevan a buen ritmo en todas las velocidades. Para debutar o navegar con tripulación reducida, foque autovirante y winche único ofrecen la sencillez requerida. Para su eficacia, el Oceanis 30.1 propone un gran génova con recubrimiento, un código cero sobre enrollador o un spi asimétrico. En la popa, el acceso al mar se hace con un simple peldaño que puede ser completado con una pequeña plataforma elevable.

 

DISEÑO INTERIOR

Ganador en puntos estratégicos del barco, de preciosos centímetros que marcan la diferencia, el Oceanis 30.1 logra alcanzar 1,98m de altura bajo bao en todas las zonas del barco donde es confortable mantenerse desplegado. Los dos bellos camarotes dobles ofrecen cada uno camas orientadas a lo largo del barco y un espacio liberado que aporta confort y sensación de espacio. Las dos banquetas del salón constituyen el apoyo de dos literas suplementarias. El gran aseo se divide entre toilettes por un lado y ducha-lavabo por el otro. Al pie del descenso en suave pendiente, la cocina en L cuenta con estibas altas y bajas, un frigorífico de 75 litros así como un verdadero horno, bajo los fuegos a gas.

 
 

ACCESIBLE EN TODOS LOS SENTIDOS

Orgulloso de una habitabilidad imbatible por su tamaño y de una utilización centrada en la simplicidad, el modelo más pequeño de la gama crucero no olvida ni el sentido del  estilo, ni la velocidad de desplazamiento. Por un precio listo para navegar de los más competitivos.